Archivo para agosto, 2011

Muestra Junio/Julio 2011

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

1 Ventilador, 147 mariposas para soplar y 147 mariposas de repuesto.

La mirada de Sofía Noble elije un elemento eminentemente frágil: el cuerpo de mariposa. Mariposas aisladas, mariposas en serie, mariposas en fila, etc. La fragilidad repetida, emanada de la línea de producción de lo efímero, expuesta, cuidadosamente enmarcada, tan frágil la fragilidad que viene con repuestos. Asistimos a la precariedad de la consistencia, a la disolución de la perdurabilidad. A su vez, esto se complementa con otras fragilidades y futilezas: vasos de plástico, sorbetes, papel de seda. La mirada del espectador/a es invitada a insuflar vitalidad y movimiento a lo inevitablemente perecedero: dar vida en el acto estético y desafiar la lógica de la naturaleza que impone a las mariposas tan solo un día de vida. El “aliento creador” que da “vida” es un juego antinatural y de interacción, un procedimiento mecánico como el funcionamiento de un ventilador. La vida estética abdica del destino natural y lo tuerce en dirección
al arte.

Un serafín al Noroeste

En esta muestra vemos cuadros sostenidos sobre lo reciclado, lo intervenido, lo resignificado estéticamente. Las imágenes de los cuadros, de líneas simples y claras, alternan con palabras importadas de algún discurso litúrgico. Aquí, lo grandilocuente, lo sacro y lo solemne del idioma latín o lo monumental de conceptos como “providencia” o “vida”, o las reminiscencias hímnicas de palabras como “oíd”, se quiebran en el trazo irregular, en la “inadecuada” separación en sílabas que disloca las reglas del lenguaje. Las palabras deben “acomodarse” dentro del espacio del cuadro a las imágenes, buscar un lugar entre las figuras. Entre los cuadros vemos uno en particular: una figura angelada pero precaria y hecha de material reciclado, el “serafín”, como representación de la voz que cruza las obras. Este serafín puede “cantar” cualquiera de las frases que encontramos… también las que dicen “qué pobreza” o “el
vacío” o “compro cobre infancia” y ese “PET” sobre la imagen de una chimenea que nuestra mente completa como “Petroquímica”, donde el colorido y la aparente alegría que trasuntarían algunas obras se vuelve mueca amarga.
La vida, la esperanza, la lucha, y esos “ojos de crisantemo” no vendrán ya de una providencia celestial a la cual invocaría la voz impoluta de un ángel lejos de la Tierra o de un coro que entona el “Laudamus Te”, sino que vendrá de la metálica voz de chatarra que canta entre los escombros, como el “Angelus Novus” del que hablaba el filósofo alemán Walter Benjamin cuando pensaba en un huracán y en las ruinas de la “civilización” de occidente que no consistían más que en muerte y destrucción. Pero en el caso de Moyano, esas ruinas no son mero final, sino materia prima para construir, para rearmarse y para “rodearse de vida”. A pesar de todo. Una vez más.

Helen Turpaud Barnes

Anuncios

1 Ventilador, 147 mariposas para soplar y 147 mariposas de repuesto (Sofía Noble)

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Un serafín al Noroeste (Jorge Luis Moyano)

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano