Archivo para junio, 2011

Muestra 17 FOTOGRAFÍAS (Residencial Sorata) / 1 INSTALACIÓN (Todo lo que pienso si bien no sé dónde estoy…)

Posted in Sin categoría on 13 junio 2011 by casaescopica

“Todo lo que pienso si bien no sé dónde estoy…”
La instalación de Lula muestra los rastros de un cuerpo que estuvo en otra casa, otro día y a otra hora en una ciudad diferente. Las fotos registran que allí, alguien se recostó en el piso, con su cabeza cubierta por una liana tejida y conectada a un televisor que emitía una interferencia. En ese tiempo, performance y objetos alertaban sobre los itinerarios de ida y vuelta entre mente, cuerpo y sensación; hacían reflexionar acerca de los choques, los cruces, las interferencias y más que nada, los desencuentros entre unos y otros.

El camino se vuelve a abrir hoy en la Escópica pero esta vez está cortado: podemos ver el televisor, sentir su forma ortogonal y plástica, mirar y tocar las lanas; pero el cuerpo que latía, el que movía el aire con su respiración, el que producía calor y definía un espacio en el espacio, ya no está. Sólo aparece en los miles de puntos en los que su luz impactó el papel fotográfico.

En este camino interrumpido habrá que frenar y recapitular, volver a pensar el dualismo alma/cuerpo pero desde otro lado.

Residencial Sorata
La carpeta se llama R. Sorata pero las fotos son de una antigua casa que ahora funciona como hostel, en este pueblo que dicen que es “el paraíso del trekking”, aunque a los vecinos de eso ni se enteren.
“Interiores de Sorata”, se me ocurre: Helen hace de la enorme casa un territorio a descubrir, construyendo una mirada curiosa que busca en cada momento hacer evidente la riqueza de sentidos de la mezcolanza de tiempos y usos que habita ese espacio. Una se divierte, se asombra, o se identifica, entonces, con el perrito y el elefantito sobre el mueble barroco, o con el señorial cuarto atravesado por un baño con paredes de durlok.
Mientras tanto, Helen se divierte como un gato persiguiendo la luz: se acerca con su lente lo más cerca que puede, hace que los rayos del sol dibujen los contornos de las cosas, tracen líneas en la pared o definan zonas de un blanco total. Cuando los caza, se ve más claramente su intervención con la cámara (que nunca está oculta): el blanco se hace brillante y casi quema el papel de la foto y los ojos.

Ana Vidal 2011

Helen Turpaud Barnes

Helen Turpaud Barnes

Helen Turpaud Barnes

Helen Turpaud Barnes

Helen Turpaud Barnes

Luciana Ferraro

Luciana Ferraro

Luciana Ferraro