Que es Escópica?:

Posted in Casaescópica with tags on 1 octubre 2009 by casaescopica

imagenEs un helenismo referido a la mirada. La pulsión de mirar, que llevamos inscrita en nuestro ADN, el impulso irrefrenable a no apartar la mirada, a ver cuanto más, mejor, y cuanto más detalle y profundidad, mejor. Pulsión escópica centrada en la mirada, relacionada primordialmente a lo imaginario, la pulsión escópica se configura a partir del estadio del espejo, cuando el sujeto posee la capacidad de percibir imágenes -y sobre todo- percibirse a “sí mismo” como una unidad. Al buscar en el diccionario de la real academia española no encontraras nada. Pero al entrar en la casa podes dar cuentas de ciertos significantes: La convivencia entre arte y artistas, la variación  de una pared, de un paisaje, la evolución de una idea a un proyecto, la reflexión especular de espejos convertidos en poemas, etc. Entonces definiendo la casa es un proyecto en constante mutación dedicada a la construcción y creación de arte contemporáneo.Su objetivo es bocetar, ensayar formas , a través de las cuales interrogar, encontrar definiciones, ampliar los símbolos. Para desarrollar esta idea se procura trabajar desde dos vertientes; la creación a partir de un marco expositivo y la participación con formulas pedagógicas.

Belleza Cotidiana

Posted in Sin categoría on 31 octubre 2011 by casaescopica

Belleza Cotidiana – Michael Northrup

Posted in Sin categoría on 31 octubre 2011 by casaescopica

Michael Northrup

Michael Northrup

Michael Northrup

Michael Northrup

Michael Northrup

Michael Northrup

Michael Northrup

MERRIE MELODIES

Posted in Sin categoría on 30 octubre 2011 by casaescopica

Tras la huella de la memoria

“La acumulación, la secuencialidad, la repetición, la serie,

busca transformar el material histórico oculto,

fragmentario o marginal en un hecho físico y espacial”.

 

Ana María Guasch

Al acercarnos a muestras como esta, nosotros como espectadores debemos estar dispuestos a investigar, remover, indagar, examinar, analizar, conocer y reconocer…. situaciones, recuerdos, momentos, escenarios, instantes, estados, realidades y entornos que proporcionaran y generaran un fuerte ejercicio de memoria.

Crear e incentivar memoria puede parecer algo no pretencioso, pero esta búsqueda puede ser difícil y frustrante, ya que a medida del tiempo se pierden instantes que han sido relevantes para crear todo un tipo de relaciones inherentes en la persona que ejerce la memoria misma.

Por un lado, “Inventario” se despliega como una construcción continúa de hechos donde Bianchi se involucra de forma activa, su imagen y su escenario, se mezclan para recrear situaciones a través de la historia, el objeto y su significado.

Nos introducimos en un contexto ajeno a través de una mirada consciente por parte de la artista, una mirada llena de sutileza, una mirada que fue capaz de ingresar en un mundo cargado de fantasía, un mundo que se nos abre por medio de la realidad y su ilusión; aquí la obra nos mira, y es en ese cruce de miradas  donde el arte tiene su valor. El ojo del otro se combina con nuestro ojo para dar plena credibilidad al hecho de que formamos parte del mundo visible”.[1]

 “Te pum bajá”, nos inmersa dentro de esa dualidad que nos compromete como seres humanos, la que nos hace ser lo que somos a partir de recortes del pasado. Es una visión particular de la artista hacia un desciframiento individual a partir de la lúdica. Nos muestra el espejismo del objeto, aquel que crea y desdibuja, objeto pueril de doble filo.

En algún momento Freire escribió  “antes de aprender cómo leer palabras, uno debería aprender a leer el mundo”, y es aquí donde nos encontramos en medio de un re-descubrimiento. La artista y su obra realizan el papel que les compete, ir tras lo desconocido, explorar lo que se niega a olvidar.

Esta muestra es un fuerte deseo de manifestación por parte del objeto interior y su existencia, ese objeto que se niega a ser parte de un mundo mediatizado y banal, ese objeto que se deja ver pero no se revela por completo, objeto que guarda un secreto.

Estos momentos y su estética, nos proponen no olvidarnos por completo de los rituales que componen nuestra vida, los rituales y sus usos. Estos momentos nos acercan a interpretar nuestros entornos más inmediatos, hacerlos nuestros y pertenecer a ellos.


[1] John Berger, Modos de ver.

Merrie Melodies

Posted in Sin categoría on 30 octubre 2011 by casaescopica

Te Pum Baja – Jimena Croceri

Te Pum Baja – Jimena Croceri

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Inventario – Gimena Castellón Arrieta

Muestra Junio/Julio 2011

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

1 Ventilador, 147 mariposas para soplar y 147 mariposas de repuesto.

La mirada de Sofía Noble elije un elemento eminentemente frágil: el cuerpo de mariposa. Mariposas aisladas, mariposas en serie, mariposas en fila, etc. La fragilidad repetida, emanada de la línea de producción de lo efímero, expuesta, cuidadosamente enmarcada, tan frágil la fragilidad que viene con repuestos. Asistimos a la precariedad de la consistencia, a la disolución de la perdurabilidad. A su vez, esto se complementa con otras fragilidades y futilezas: vasos de plástico, sorbetes, papel de seda. La mirada del espectador/a es invitada a insuflar vitalidad y movimiento a lo inevitablemente perecedero: dar vida en el acto estético y desafiar la lógica de la naturaleza que impone a las mariposas tan solo un día de vida. El “aliento creador” que da “vida” es un juego antinatural y de interacción, un procedimiento mecánico como el funcionamiento de un ventilador. La vida estética abdica del destino natural y lo tuerce en dirección
al arte.

Un serafín al Noroeste

En esta muestra vemos cuadros sostenidos sobre lo reciclado, lo intervenido, lo resignificado estéticamente. Las imágenes de los cuadros, de líneas simples y claras, alternan con palabras importadas de algún discurso litúrgico. Aquí, lo grandilocuente, lo sacro y lo solemne del idioma latín o lo monumental de conceptos como “providencia” o “vida”, o las reminiscencias hímnicas de palabras como “oíd”, se quiebran en el trazo irregular, en la “inadecuada” separación en sílabas que disloca las reglas del lenguaje. Las palabras deben “acomodarse” dentro del espacio del cuadro a las imágenes, buscar un lugar entre las figuras. Entre los cuadros vemos uno en particular: una figura angelada pero precaria y hecha de material reciclado, el “serafín”, como representación de la voz que cruza las obras. Este serafín puede “cantar” cualquiera de las frases que encontramos… también las que dicen “qué pobreza” o “el
vacío” o “compro cobre infancia” y ese “PET” sobre la imagen de una chimenea que nuestra mente completa como “Petroquímica”, donde el colorido y la aparente alegría que trasuntarían algunas obras se vuelve mueca amarga.
La vida, la esperanza, la lucha, y esos “ojos de crisantemo” no vendrán ya de una providencia celestial a la cual invocaría la voz impoluta de un ángel lejos de la Tierra o de un coro que entona el “Laudamus Te”, sino que vendrá de la metálica voz de chatarra que canta entre los escombros, como el “Angelus Novus” del que hablaba el filósofo alemán Walter Benjamin cuando pensaba en un huracán y en las ruinas de la “civilización” de occidente que no consistían más que en muerte y destrucción. Pero en el caso de Moyano, esas ruinas no son mero final, sino materia prima para construir, para rearmarse y para “rodearse de vida”. A pesar de todo. Una vez más.

Helen Turpaud Barnes

1 Ventilador, 147 mariposas para soplar y 147 mariposas de repuesto (Sofía Noble)

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Sofía Noble

Un serafín al Noroeste (Jorge Luis Moyano)

Posted in Sin categoría on 15 agosto 2011 by casaescopica

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano

Jorge Luis Moyano